aumento de pecho como quiero

¿Estás decidida a operarte el busto para llenar una copa más grande? Preguntas a tus amigas, ¿creen que puedo aumentar con una cirugía hasta la talla que quiero de pecho? Todas estas interrogantes las revelamos en este artículo especialmente preparado para ti. No sigas viendo fotos de estándares de mamas que no van contigo, eres única y tu talla también debe serlo.

¿Cómo elegir la talla correcta o deseada para aumentar mis pechos?

Puede que decidas aumentar la talla de tu pecho y ya tengas una idea formada del tamaño deseado. Sin embargo, tomar esta decisión requiere otras consideraciones adicionales a las aspiraciones estéticas sobre el resultado. 

En el proceso previo a la decisión, usualmente, las mujeres se ponen ansiosas por lo que recurren a todo tipo de información del procedimiento, por ejemplo, ven fotos de modelos o piden consejos a sus amigas operadas, lo que termina por generar incluso más dudas. 

Sin embargo, ante la pregunta ¿puedo aumentar con una cirugía hasta la talla que quiero de pecho?, la mejor orientación y consejo más acertado la recibirás del especialista. El cirujano en razón de su experiencia y conocedor de la anatomía humana elegirá el tamaño ideal.

Es decir, que más allá del deseo de la mujer, deben cuidar su prestigio y reputación, por lo que son cuidadosos no solo del procedimiento en sí, sino de los resultados. Por ello recomiendan una talla de pechos previa evaluación de la fisionomía de la paciente, y respetando:   

  • El deseo de la paciente.
  • Constitución física, ancho de hombros y tórax y altura.
  • Tamaño y forma de las mamas.

Esto significa, que no colocará implantes muy grandes que distorsionen las proporciones naturales. Y al mismo tiempo, analizan la simetría de los pechos, ya que por lo general las féminas tienen una mama más grande y colocan prótesis de distinta talla para emparejar ambos senos.

Obviamente, el cirujano oye a la paciente y trata por todos los medios de cumplir la voluntad o expectativas personales. Aunque, siempre orientándola de acuerdo a su anatomía, volumen y curvas naturales de las mamas, el objetivo es lograr resultados satisfactorios y armónicos, donde paciente/cirujano se sientan satisfechos.

¿Qué es una talla de sujetador?

Como bien se indicó en el punto anterior, la medida de las mamas, el volumen deseado, características físicas, tejido y caja torácica, como elementos de suma importancia para una adecuada elección del tipo de mamoplastia de aumento a realizar. 

Por tanto, esto puede responder la duda razonable sobre si puedo aumentar con una cirugía hasta la talla que quiero de pecho. Esto deja ver la importancia de conocer la talla de sujetador que usa normalmente.

Paradójicamente, se ha evidenciado que el 80% de las féminas desconocen su talla de sujetador, o al menos la ideal. Y cuando van de compra no reconocen o no saben elegir, ya que se decantan por el modelo más lindo y se lo llevan porque le quedó bien.

Esto suele ocurrir cuando la mujer es de poco volumen de pecho y no se ven forzadas a buscar el adecuado a su talla.

Si bien es cierto que no es sencillo, en el mercado existen 2 medidas básicas. Una es la del contorno torácico debajo del busto (surco submamario), y la segunda, la de la mama propiamente, a nivel de la areola. 

Con estas 2 medidas básicas surgen unos dígitos y letras: 85, 90, 95, 100, etc y A, B, C, D, etc. Entonces, ¿por qué estas tallas combinadas?, sencillo, puede que una mujer necesite un número para el tórax o espalda y una copa grande, lo cual es muy usual en senos operados. Por otro lado, también es posible necesitar un número alto para la espalda con una letra baja, aplica para las mujeres con pechos de poco volumen. 

Comprar el sostén ideal puede no ser una tarea sencilla, adicionalmente existen variaciones según cada país y fabricantes, aunque generalmente se manejan tablas de equivalencias de tallas.

Cuando una mujer se somete a una cirugía de aumento de pecho, los cirujanos estudian las letras (copas), producto del implante injertado a fin de dar volumen y dirección del busto. A modo ilustrativo, una 95C, representa una 100 B, 90D o 85E.

De tal manera, si se trata de una talla 80 de contorno y el deseo es llegar a 95 o mayor, seguramente habrá frustración cuando el médico se niegue. En vista que realmente se llegará a una talla 95 de copa, pero no de contorno, es decir, será casi la misma: talla 80 u 85 con copa C o D.

Adicional a ello, es preciso revisar el siguiente punto, también relacionado con las tallas, sin embargo, en términos de cantidad de líquido que contiene cada copa de mama.

¿Cuáles son las tallas de los implantes para el aumento de pecho?

A pesar de que las copas de sujetadores son talla A, B, C, D, etc., en las prótesis de mamas se usa otra nomenclatura. 

Las tallas de los implantes mamarios se valoran en centímetros cúbicos (cc) para indicar el volumen ocupado y establecer la capacidad de la prótesis. Por ejemplo 350cc; por referir uno, ya que tienen diversas presentaciones, desde 80cc hasta 800cc. 

Lo mismo ocurre con el ancho de la base, el cual oscila desde los 7.4cm a 17.2cm. Mientras mayor sea este número, mayor será el volumen de la prótesis para el pecho.

Asimismo, el tamaño de las mamas antes de la cirugía influye en el del implante elegido. Esto significa que de ser copa A, se requieren más cc para llenar una copa C, no así para una dama que usa una copa B, que necesitará menos cc.

¿A qué talla corresponden 350cc?

Al respecto sobre la correlación del volumen del implante con la talla de sujetador, anatómicamente se manejan 3 dimensiones. Donde la variación en anchura es entre 5 a 2mm de proyección, pudiendo variar cada 40cc. Por ende, 350 cc es equivalente a un aumento de unas 2 a 3 copas. Veamos algunos ejemplos:

  • Con un volumen entre 13 a 15 cm, la copa es B, representa unos 350cc. 
  • Volumen entre 16 a 18 cm, la copa es C, representa unos 500cc.

Talla usada Vs talla deseada 

En este sentido, por cada 120 a 130 cc de volumen se aumenta una copa. De tal forma que si se usa una talla 85, y se quiere pasar a una 95 corresponden sumar 2 copas, es decir, unos 260cc. Según la experiencia, los volúmenes de implantes más usuales son: 

  • Entre 200 cc y 300 cc, medido en talla de sujetador, serían 90 (copas B o C).
  • Entre 300 cc y 400 cc, corresponde a una talla 95 (copas C y D).
  • Entre 400 cc  y 500 cc, corresponde a una talla 100 (copas D, E).

Inclusive, gracias a la tecnología digital, actualmente se puede recurrir simuladores virtuales en 3D, con el fin de probar con diversas tallas para ver cómo quedarán los implantes de pecho

En conclusión, lo más importante al someterse a una cirugía de aumento de pecho es elegir los implantes adecuados, aunque es una decisión muy personal, siempre deben atenderse las sugerencias del médico, sin renunciar al deseo de verse con unos pechos lindos que te hagan sentir espléndida.

Publicaciones Similares