Ya sea por genética, el paso de los años que trae el envejecimiento y pérdida de masa, celulitis u otro motivo, muchas mujeres se encuentran descontentas con el tamaño o forma de su trasero.

Es por esto que hay muchísimas formas y técnicas que permiten hacer crecer a los glúteos. Estas técnicas van desde quirúrgicas hasta otras que no requieren cirugía como las inyecciones de grasa, vitaminas, ácido hialurónico y más.

Teniendo esto en cuenta, hoy nos centraremos en conocer Qué se inyecta en los glúteos para que crezcan.

gluteos en piscina

Inyección de grasa

Una de las principales técnicas que se realizan para el aumento de glúteos mediante inyección es la llamada “Lipofilling” o “glúteos brasileños”. Esta efectiva técnica se realiza mediante la obtención de grasa propia proveniente de otras zonas de nuestro cuerpo donde es difícil eliminarla, posterior a su obtención se procede a la inyección en los glúteos.

Esta es una de las técnicas más demandadas ya que con esto las mujeres eliminar grasa de otra parte del cuerpo (muslos, abdomen, espalda) y obtienen un trasero voluminoso y estético.

Inyección de ácido hialurónico

Otro procedimiento muy común que se realiza para hacer crecer los glúteos es la inyección de ácido hialurónico. Aunque este no es un proceso quirúrgico, debe realizarse con anestesia local, con la intención de no causarle dolor a la paciente.

Es un procedimiento que se debe realizar cuidadosamente, inyectando a la paciente a nivel de la dermis y posteriormente realizar un masajeado en la zona para que haya una distribución general.

Este procedimiento es el recomendado para aumentos moderados, ya que si se quiere tener un mayor aumento es mejor recurrir a otra técnica debido a que la inyección de ácido hialurónico es costosa y se eleva si se inyecta más contenido.

Inyección de biopolímeros

Otra de las técnicas utilizadas para el crecimiento de los glúteos es la inyección de prótesis internas. Estas inyecciones se hacen mediante productos derivados de la silicona, llamados biopolímeros.

Estos productos se caracterizan por ser permanentes y el cuerpo no los puede absorber, el resultado de la inyección es que hay un aumento de las nalgas, dándoles un aspecto muy estético.

Aunque este es uno de los procedimientos que más se realiza nivel mundial para el crecimiento de los glúteos, este tipo de técnica tiene muchos riesgos, los cuales si no se evalúan previamente pueden traer problemas a la paciente. Lo más recomendable es acudir a profesionales en el área para que realicen una previa evaluación sobre la compatibilidad de tu cuerpo y la sustancia, para de esta forma evitar reacciones adversas como inflamación, alergias, fibrosis u otras lesiones.

Inyección de vitamina C

La vitamina C se ha utilizado siempre para el mejoramiento de la salud, ya que tiene funciones cicatrizantes y ayuda mucho en la reparación de tejidos. Pero con el avance tecnológico dentro del sector de salud y estética, se ha descubierto que tiene otras funciones como el aumento de los glúteos mediante su inyección y de esta manera ha sustituido como alternativa a otras formas más invasivas. ¿El resultado? Un trasero más elevado y firme.

Publicaciones Similares